Twitter ARTENED Facebook ARTENED

Loading...

Tetsuya Ishida en el Reina Sofía, primera retrospectiva fuera de Japón

El Museo Reina Sofía presenta, a partir del próximo jueves 11 de abril en el Palacio de Velázquez, la exposición Tetsuya Ishida. Autorretrato de otro. Se trata de la primera gran antológica que se realiza fuera de Japón sobre el trabajo de Tetsuya Ishida (Yaizu, Shizuoka, 1973 – Tokio, 2005), un artista de culto en su país que en su corta carrera reflejó los devastadores efectos de las grandes crisis económicas acaecidas a partir de 1973.

La muestra reúne un conjunto de 70 pinturas y dibujos que ponen rostro a la desolación generalizada de una sociedad radicalmente afectada por los despidos masivos y la especulación y que guarda muchos paralelismos con la crisis que desde 2008 afecta a la economía y la política a escala mundial.

La obra del artista japonés Tetsuya Ishida (Yaizu, Shizuoka, 1973 – Tokio, 2005) pone rostro a la experiencia del sujeto contemporáneo, indagando en la incertidumbre y la desolación de la sociedad japonesa radicalmente alterada por el desarrollo tecnológico y por las sucesivas crisis que han afectado a la economía y a la política a escala planetaria. En concreto, Ishida retrata con precisión descriptiva el estado de ánimo de su generación, marcada por el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria y los despidos masivos que en 1991 sumieron a su país en una profunda recesión.

Durante los escasos diez años de su trayectoria, Ishida produce un formidable corpus de trabajo centrado en la incomunicación y alienación en un mundo dominado por fuerzas incontrolables. La imaginería recurrente del escolar/oficinista le sirve para realizar una crítica acerada de los sistemas educativos y laborales regidos por los imperativos de productividad y competitividad.

 

Tetsuya Ishida, Kiro [Viaje de regreso], 2003.
Acrílico y óleo sobre lienzo. Colección particular.

La metamorfosis del cuerpo humano fusionado con ciertas especies de insectos, dispositivos tecnológicos o medios de transporte; las situaciones claustrofóbicas en las que el cuerpo se halla físicamente atrapado en agujeros y construcciones, o forma parte de una cadena de montaje como si de un engranaje más se tratara; la búsqueda de la identidad ligada a la necesidad primaria del retorno a la niñez y al componente escatológico reprimido; el lustro perdido de los parques de atracciones y la tristeza que invade los terrenos baldíos funcionan como telón de fondo para la apatía de una sociedad que ha sucumbido a la maquinaria de la producción y del consumo infinitos.  

 

[ + INFO ]

 

 

 

Actualizamos los catálogos de las subastas y las noticias más destacadas cada semana. Si no quieres perderte nada síguenos a través de la newsletter o en las RRSS: